20 oct. 2010

#21

Es como un "click" y encaja. Cuello, cabeza, hombro. Caer rendida es fácil: mueves los pies, respiras lento y. /supongo que sonrío al dormir./
Fumabas en la ventana. "Amanecer en Bérgamo" dijiste. Cambiamos las vistas por el zumo de naranja y entonces fue como si la ciudad bailara de un lado a otro dándonos los buenos días.//

2 comentarios:

  1. estuve en Bergamo hace como 8 años... me gustó tanto! buen viaje!

    ResponderEliminar