1 sept. 2009

#05

A veces necesito que me inunde el blanco, mojar mi ombligo y hasta mis piernas en blanco. A veces puedo notar, en mis ojos y hasta en la garganta, todas las veces en las que en mí te has expandido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario