3 feb. 2010

#13

A menudo realizo exploraciones hacia adentro. De repente puedo estar más allí que aquí, es algo así como llenarse la bañera de agua y meterse entera, te sientes como en un paréntesis, solo es cuestión de que el agua sobrepase las orejas. Al sumergirme así, persiguiendo momentos, me invade un miedo terrible. Intento retener y si me falla la memoria, desespero. He depositado en la fotografía mi copia de seguridad, las imágenes siempre despiertan algunos momentos que parecían extinguidos y encontrarme con ellos me llena tanto...es tranquilizante.

Los pájaros vienen de fábrica, son algo así como las continuas ideas flasheadas que revolotean de aquí para allá. Para escribir algo así he tenido que retener unos cuantos que andaban desperdigados, darles sentido.

Introducción para mi libro de fotografía II

2 comentarios:

  1. hola vero..no sabes la cantidad de tiempo que llevo siguiendo los pasos de cada foto tuya, cada actualización, y de algún modo me siento como unas especie siendo de los cambios profundos de una vida que no es la mia, pero a la que le has puesto palabras y fotos cuando lo ha necesitado.

    Me tomo la licencia pra llamarte valiente por haber sabido vivir,sufrir (no spre se sabe como), y cerrar una ruptura.

    cúidate...y vuela!!!

    rebeca

    ResponderEliminar
  2. quiero escuchar pájaros dentro de la bañera. quiero tocarlos y notar sus plumas mojadas bajo mis palmas.


    (un miau
    pequeñín)

    ResponderEliminar