14 mar. 2010

BACHELARD, Gaston


"La casa es nuestro rincón en el mundo" [...] "Todo espacio realmente habitado lleva como esencia la noción de casa" [...] "Es el primer mundo del ser humano. Antes de ser "lanzado al mundo" como dicen los metafísicos rápidos, el hombre es depositado en la cuna de casa. Y siempre, en nuestros sueños, la casa es una gran cuna".

"El topoanálisis sería, pues, el estudio psicológico sistemático de los parajes de nuestra vida íntima. [...] El topoanálisis interroga: ¿Era grande la habitación? ¿Estaba muy atiborrada de objetos la guardilla? ¿Era caliente el rincón? ¿ De dónde venía la luz?"

" La escalera que va al sótano se baja siempre. Es el descenso lo que se conserva en los recuerdos, el descenso lo que caracteriza su onirismo. La escalera que lleva al cuarto se sube y se baja. Es una vía más trivial. Es familiar. [...] La escalera del desván, más empinada, más tosca, se sube siempre. Tiene el signo de la ascensión hacia la soledad más tranquila. Cuando vuelvo a soñar en los desvanes de antaño, no bajo nunca".

"Y tenemos calor, porque hace frío fuera [...] Tras los cortinajes sobrios parece que la nieve es más blanca. Todo se activa cuando se acumulan las contradicciones"

"De todas las estaciones, el invierno es la más vieja. Pone edad en los recuerdos. Nos devuelve a un largo pasado. Bajo la nieve la casa es vieja."

"Sólo un espíritu lógico puede objetar que sirve tanto para cerrar como para abrir. En el reino de los valores, la llave cierra más que abre. El tirador abre más que cierra. Y el gesto que cierra es siempre más rotundo, más fuerte, más breve que el gesto que abre."

"Primeramente, el rincón es un refugio que nos asegura un primer valor del ser: la inmovilidad. Es el local seguro, el local próximo de mi inmovilidad. El rincón es una especie de semicaja, mitad muros, mitad puerta. (...) La conciencia de estar en paz en un rincón, difunde, si nos atrevemos a decirlo, una inmovilidad. (...) Se construye una cámara imaginaria alrededor de nuestro cuerpo que se cree bien oculto cuando nos refugiamos en un rincón. Las sombras son ya muros, un mueble es una barrera, una cortina es un techo"

"Entonces, desde el fondo de su rincón, el soñador se acuerda de todos los objetos de soledad, de los objetos que son recuerdos de soledad y que son traicionados por el solo olvido, abandonados en un rincón. [...] el rincón se convierte en un armario de recuerdos."
 
 
BACHELARD, Gaston. La poética del espacio.

1 comentario:

  1. Un blog como este debería ser conocido nacionalmente (por lo menos)
    te sigo, claro

    ResponderEliminar